Casa Abierta | Cine y Psicoanálisis con Lic. Daniela Santandreu | 10/8 - 19 hs.

Recibimos en este 2018 nuevamente a la colega argentina, Daniela Santandreu, que llega para presentar "Juntos somos dinamita. Un acto de la química", para analizar la premiada película alemana Contra la pared.


CASA ABIERTA
“Juntos somos dinamita. Un acto de la química”

 A cargo de la Lic. Ps. Daniela Santandreu *

Psicoanalista invitado: Felipe Martín Drut **

VIERNES 10 de AGOSTO · 19 hs.


Sede de CPU: Andrés Martínez Trueba 1191
Actividad abierta con registro previo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

CUPOS LIMITADOS


FUNDAMENTACIÓN
¿Por qué cuesta tanto armar y sostener un vínculo amoroso? Si hablar de amor es poner, por ejemplo, en un plano visible la frase: «Valentía ante fatal destino», ¿qué hace falta para lanzarnos a esa valentía que implica amar y evitar morir, aunque sepamos que ese destino a todos nos llegará al fin? Tal vez la cobardía se hace presente creyendo que nos falta algo, de este modo la apuesta queda postergada, y andamos por la vida sin riesgos, ilusoriamente completos, enamorados de nuestro narcisismo. Salir al mundo, aceptando derrotas y celebrando éxitos es asunto de esta valentía ante fatal destino: es apostar sin tener certezas; es salir al encuentro con los otros; es dar el paso, y como tal, implica un acto que no tiene garantías y que sólo a posteriori se evalúan sus resultados. Cuando nos abrimos al otro, con todas las falencias que ello implica, nos dejamos afectar desde un costado amoroso sosteniendo el encuentro desde la diferencia, y ello no significa sostener una máxima diferencia, sino apuntar a lo no simétrico aceptando los diversos lugares para habitar este mundo de una manera no uniforme, sino singular.


Nuestro punto de encuentro, como ya es una costumbre, apunta al diálogo entre el cine y el psicoanálisis, con el soporte del séptimo arte que nos oriente en el trabajo para analizar una renovada temática para este año: las parejas y sus cojeras. Es complejo el anudamiento entre los partenaires amorosos, pues cuesta correrse del narcisismo. A veces es un tesoro tan preciado el amor propio que decidimos no salir al mundo porque las heridas al narcisismo se tornan intolerables. Entonces, es más rápido y efectivo embriagarnos para evitar fisuras, eso no hace más que ahogar el dolor de nuestra propia existencia, y con ese ahogo el sujeto se autoabastece, total está vivo al fin y con eso basta, se basta, se satisface, no necesita de otros. Pero, una vez más nos preguntamos por los encuentros amorosos, ¿qué riesgos conllevan, qué pérdidas implican? En muchos casos desestabiliza salir al encuentro del otro por la no satisfacción garantizada. Así, vivir se torna un campo minado: de acuerdo a la pisada que demos en el suelo, éste puede estar plagado de dinamita haciendo entrar los químicos en el cuerpo propio, intoxicándolo. La dinamita nos toma en cuerpo y alma… Entonces nos refugiamos en los tóxicos y las relaciones se tornan de similar manera: vivimos al palo, o sea al límite, y juntos podemos ser dinamita, total el mundo demanda satisfacción instantánea. Así, el amor se corre de eje dando lugar al consumo de un goce, en donde las sustancias alteran la química pulsional del cuerpo y del alma, del lazo con el otro, entonces nuestro cuerpo se envuelve en un frágil hilo de vida. Existe una falta estructural que proviene del campo del Otro (del lenguaje) y que habilita el ingreso a la cultura y con ello, al campo del deseo como campo mismo de la existencia del sujeto. Estamos jodidos de entrada: el campo de la necesidad queda abolido y el deseo emerge. Y el conflicto se reactiva como cuando se programa una bomba para que estalle en un tiempo determinado, y esto se da justo en el momento en que un sujeto nos toca (azar) el corazón. Aparece así el amor como la posibilidad de existir y de habitar el mundo con otros. Pero claro, no todos están dispuestos a dejarse afectar por aquellos otros desde un costado amoroso, dando lugar a la diferencia, entonces en algunos se desata una guerrilla cuyo lema es: juntos somos dinamita, y eso los lleva a la plena fusión, perdiendo todo límite la propia existencia.

Tomaremos algunas escenas extraídas de la película Contra la pared, para abrir al análisis de nuestra temática, apostando desde el psicoanálisis para escuchar ese campo lenguajero del deseo. La película permitirá tocar los temas que en esta fundamentación traemos, a los fines de hablar de los anudamientos amorosos y de las apuestas que ayudarían a sacar al sujeto del narcisismo que lo apresa en una falsa e ilusoria imagen de completud y autoabastecimiento. Salir de esa imagen que todo lo completa puede ser un acto de amor, de valentía o, por el contrario, una explosión narcisística que no renuncia al placer del Uno (goce), ese que no muestra la diferencia, y por ende, que puede tornar fatal el encuentro (amoroso) con el otro, llevándolo a la destrucción total: una explosión que lo hace desaparecer de la faz del deseo.
 
METODOLOGÍA
Se recurrirá a una clase expositiva, desde el marco teórico del psicoanálisis, promoviendo la participación de los concurrentes. Tendremos en esta oportunidad la invitación de un psicoanalista colega para tal exposición. La clase tendrá la estimulación visual de recortes específicos de la película a analizar. Se aconseja verla antes del encuentro programado.
 
OBJETIVOS

  • Estimular la reflexión crítica en torno del texto cinematográfico a partir de aplicar una perspectiva psicoanalítica.
  • Encauzar la percepción del espectador hacia las zonas veladas del sujeto en relación con el Otro representado por el lenguaje audiovisual.
  • Promover el cruce de lenguajes en el campo de estudios de las representaciones simbólicas, ubicándose ambas disciplinas desde el plano de la comunicación.
  • Colaborar al enriquecimiento de este lazo cine/psicoanálisis a partir de compartir con otros.
  • Brindar una actividad de interés cultural y científico.

FILMOGRAFÍA
*   CONTRA LA PARED (Fatih Akın)


Licenciada y Profesora en Psicología (UNLP). Psicóloga Psicoanalista. Pasantías clínicas: Hospital Larrain de Berisso, Área de la interconsulta; CPA La Plata; Clínica San Agustín. Psicóloga en la Unidad N° 1 L. Olmos y en consultorio privado. Creadora del Seminario de cine y psicoanálisis, ciclos 2013 a 2016, junto al cineasta Gustavo Provitina, y creadora del nuevo espacio Taller de cine y psicoanálisis 2017, en adelante

 ** Licenciado en Psicología (UNLP). Doctor en Psicología (Universidad de Mirail, Francia). Ex residente de psicología del Hospital General San Martín de La Plata; ex residente de psicología del Hospital Especializado en toxicomanías y alcoholismo Reencuentro de La Plata.